¿Estás buscando guarderías privadas en Móstoles? Nos gustaría aprovechar este post para hablarte sobre la estimulación temprana y la importancia que tiene. Gracias a una serie de actividades, logramos fomentar el desarrollo de las capacidades sociales, motoras y emocionales en los niños.

La estimulación temprana es un conjunto de ejercicios que se realizan con los niños y niñas de manera regulada a partir del primer mes de vida y hasta los tres años de edad. El propósito es conseguir el máximo desarrollo de sus capacidades físicas, sociales y emocionales.

En guarderías privadas en Móstoles como la nuestra, nos gusta trabajar la estimulación temprana en diferentes áreas. En primer lugar, hay que desarrollar el factor motriz para obtener el control y la coordinación sobre los músculos.

Asimismo, hay que trabajar el área cognitiva para potenciar el razonamiento, la comprensión y la capacidad de reacción. Por supuesto, no podemos olvidarnos de hacer hincapié en lo emocional para ganar seguridad, independencia y sociabilidad. Y, por último, hay que fomentar el lenguaje y la comunicación.

¿Cómo benefician estos ejercicios a los niños? Con estas actividades, se logra que puedan descubrir y expresar sus capacidades a través de la creatividad y la emoción. También les permiten organizar la capacidad de los movimientos representados a través de signos, planos, símbolos…

Otra efecto positivo es que le aporta seguridad al expresarse como un ser único e irrepetible. Asimismo, hay que subrayar que se fomenta su capacidad sensitiva a través de sensaciones y relaciones entre el cuerpo y el exterior.

Si quieres saber más sobre nuestra guardería, ven a ESCUELA INFANTIL OSO BABY.